La hora de la verdad para las calderas – y 100 millones de toneladas de CO2 en juego

Hemos mencionado ya muchas veces la importancia crucial de regular la eficiencia energética de las calderas que calientan nuestros hogares. Finalmente, después de años de debates y retrasos, la Directiva de Ecodiseño de la Unión Europea y las medidas de etiquetado energético para calderas parecen estar de vuelta. Este último mes la Comisión Europea redactó sus últimas propuestas sobre el tema, y con suerte existe la posibilidad de tomar la decisión final antes de fin del 2011.


Las calderas son la categoría de productos más significativa en lo que respecta al consumo energético y emisiones de CO2 a nivel europeo. Una buena eficiencia energética y requisitos ecológicos podrían ayudar a la UE a ahorrar, para 2020, el equivalente del consumo doméstico de energía de 20 millones de ciudadanos y las emisiones de CO2 equivalentes a 40 millones de coches. Además, estas medidas representarían billones de Euros ahorrados para los ciudadanos en sus facturas energéticas.

Grupos ambientales involucrados en la campaña Coolproducts – ECOS, EEB, Amigos de la Tierra, e INFORSE Europe – así como las organizaciones socias CANE Europe y WWF han dado la bienvenida a la publicación de estas propuestas y han sugerido en un “informe de situación” algunas mejoras simples y prácticas para reforzar la ambición y efectividad de las medidas.

Además, estas organizaciones insisten en la necesidad crucial de avanzar y llegar a una decisión final sobre las calderas lo antes posible. Mayores retrasos representarían una inaceptable pérdida adicional de energía y un fracaso a la hora de responder a los desafíos destacados en el reciente Plan de Eficiencia Energética de la UE.

(por Stephane Arditi, EEB)