El etiquetado energético de los calentadores eléctricos

¿Será o no será?

Los consumidores no tendrán toda la información necesaria a la hora de realizar la compra de un calentador si el acuerdo, apoyado por fabricantes, se vota la próxima semana por la UE.

Las famosas etiquetas de energía desde A (verde) hasta G (rojo) deberían aparecer por primera vez en aproximadamente 20 millones [1] de calentadores que se venden cada año en Europa. No obstante, los fabricantes de calentadores eléctricos argumentan en contra de una comparación directa con los calentadores de gas y de otros tipos, siendo la mayor parte de ellos dos veces más eficientes que los eléctricos. Una comparación justa marcaría los calentadores eléctricos con la etiqueta roja de energía (G).

La Comisión Europea ha cedido ante la presión y su propuesta, de ser votada el 24 de septiembre por los representantes nacionales de los estados miembros, permitiría que los calentadores eléctricos evadan por completo el etiquetado. Los calentadores eléctricos representan más del 80 por ciento del mercado.

La confusión que supondría la medida, desagrada a las principales organizaciones ecologistas y de consumidores de Europa, que están pidiendo desde hace más de un año un etiquetado correcto para el sector. El coste económico para los consumidores que supone el consumo de energía es enorme teniendo en cuenta que los calentadores eléctricos consumen al año 180 teravatios hora de electricidad en los 28 países de la UE, más de una quinta parte del consumo de electricidad doméstica de la UE. Los calentadores eléctricos ponen bajo presión las redes nacionales de electricidad, aumentando la demanda, mientras que el gas tiene una estructura de oferta mucho más suave.

Los calentadores eléctricos suelen ser los más baratos en las tiendas, sin embargo a la larga suponen un gasto elevado por el alto consumo de electricidad. Parece que los intereses comerciales están dirigiendo a los consumidores hacia los peores productos disponibles.

La propuesta de la Comisión requiere una etiqueta adhesiva alternativa para advertir a los consumidores de que los calentadores eléctricos son equivalentes a la etiqueta energética G (roja) [2]. Es probable que los estados miembros planteen sus dudas (en cuanto al etiquetado extra) sobre el fundamento jurídico, el idioma o los costes adicionales que supondría.

Notas

[1] European Commission, Working Document on Possible Ecodesign and Energy Labelling Requirements for Local Space Heaters, 16 July 2012. [2] European Commission, Implementing Directive 2009/125/EC of the European Parliament and of the Council, 16 July 2013, Annex II, 3 (b) ii p16.

CalderasCalderas – Sorprendentemente, el 25% de todas las emisiones de CO2 corresponde a las existencias de nuestros equipos de calefacción... MÁS información

 

ordenadoresOrdenadores, monitores y equipo para la formación de imágenes – Los ordenadores, los monitores y el equipo para la formación de imágenes son los pilares de las tecnologías de la información y... MÁS información

 

TVLa televisión contribuye significativamente al uso de electricidad de los hogares europeos (al menos en un 10%). MÁS información.

¿Cómo puedo comprar estos productos ecológicos?

Haga clic aquí para la página web con los diez mejores »